viernes, 4 de octubre de 2013

Pedro J. Mª Campuzano Gómez (MEMORIAS DE UNA VELO-SOLEX) - CAPÍTULO I




Capítulo I
Final de Década, 1950
 

Aunque yo pertenezco al Modelo 1957 de Orbea (empresa de Eibar-Guipúzcoa que fabricó y comercializó, con licencia de la casa madre francesa “Solex”, las Velosolex en España) es pertinente introducir al amable lector, en el contexto histórico donde se gestó y desarrolló este peculiar ciclomotor.
En 1941, en plena II Guerra Mundial, a los franceses Maurice Goudard y Marcel Mennesson se les ocurrió diseñar un motor y adaptarlo a una bicicleta de las habituales en la época. Ello fue debido a la necesidad de agilizar los desplazamientos de la clase trabajadora… sin recursos para vehículos superiores, consecuencia de las penurias obvias en la Francia invadida por Hitler.
El motor en cuestión era de dos tiempos y de una cilindrada de 45 cc. Este se adaptaba de tal forma que su fuerza motriz, que residía en un rodillo estriado, se aplicaba sobre la parte superior de la rueda delantera de la bicicleta y ello hacía que esta girara y propulsara la “bici” sin necesidad de dar pedales. Una palanca permitía bascular y “acoplar / desacoplar” el motor sobre dicha rueda… podemos decir, para entendernos, que así se “embragaba y desembragaba” el motor sobre la rueda.
“Pegado” el rodillo a la rueda y mediante un inicial pedaleo, se producía el arranque del motor. Esto era motivado porque la rueda delantera hacía girar el “rodillo motriz“ y este generaba el “encendido” del motor. Una vez en marcha el motor era el rodillo quien hacía girar la rueda, no siendo ya, por tanto, necesario el pedaleo. Para detener el desplazamiento de la “bicicleta motorizada” se “desembragaba”, esto es, se basculaba la palanca del motor en sentido inverso al de arranque (desacople o separación del rodillo motriz de la rueda delantera) retornando ella a la posición de “punto muerto” motor. Todo ello en combinación con el uso de los frenos. La parada del motor se realizaba cortando, mediante una palanquita en el manillar, la alimentación de combustible al mismo. Este era una mezcla específica de gasolina ( 94 % ) y aceite ( 6 % ), aproximadamente.
Pero realmente no será hasta 1946 cuando la firma Solex (fabricante de Carburadores para los motores de explosión) perfeccione el modelo inicial, la fabrique en serie y la ponga en el mercado. El curioso vehículo sale, por aquél entonces, a la venta con las siguientes características: denominación oficial “Velosolex”, 25 Kg de peso, depósito de gasolina de un litro de capacidad y el citado motor de 45 cc –menos de un caballo de potencia.
Podía recorrer, con el depósito lleno de combustible, 100 K/m a una velocidad de 30 Km/h. Una más que notable autonomía para tan sencillo vehículo. Su precio aproximado, de la época y traducido, era de unas 142 Ptas
Nota: la denominación VeloSolex es la conjunción del vocablo francés “Velo” ( bicicleta, en español ) y el nombre de la empresa fabricante “ Solex”
 

 
En lo que a nosotros concierne, fue la firma Orbea –importante empresa española de bicicletas en Eibar / Guipuzcoa– quien las fabricó y comercializó bajo licencia de Solex France, a partir del año 1957. El modelo que Orbea lanzó al mercado español fue el Tipo 1010, cuyo motor era de 49,9 cc. Este disponía de un depósito de combustible de 1,25 L que permitía, a depósito lleno, recorrer 100 Km a la velocidad de 35 Km/h. Su precio de salida era, aproximadamente, de unas 2000 Ptas de la época. Nota: El precio de una bicicleta, entonces, podía rondar las 500 Ptas.
La eclosión de la Velosolex es ya entonces un hecho imparable en España. El modelo que Orbea lanzó al mercado, rápidamente se empezó a ver por todas las ciudades y poblaciones de aquélla España… País que ya salía ¡ por fin ¡ con fuerza y entusiasmo de una larga y dolorosa posguerra.
La empresa Nueva Montaña Quijano de Santander, ante el éxito de la curiosa bicicleta motorizada adquiere –de la Casa Orbea y en dicho año 1957– una cierta cantidad de Velosolex para sus empleados. Se puede considerar esta iniciativa como una pionera obra social, dado que tales ciclomotores fueron puestos a disposición del personal… a buen precio y a pagar en cómodos plazos. Bueno, pues algunas de tales Velosolex fueron a parar al Valle de Buelna, en concreto a la empresa hermana Forjas de Buelna (FdB) … Y la primera o de las primeras (yo, que quede claro) fue para mi querido cura Don Guillermo, a las sazón coadjutor y organista de la Parroquia de Los Corrales de Buelna…además de Capellán de La Salle Quijano y de las FdB.
Aunque debo indicar (no deseo que se me ofendan seres queridos)  que otras posteriores fueron a dar a las manos y pies de: Don Pedro, el médico vitalicio del pueblo y de la fábrica FdB; Infante, el Sastre; Manolo Peña, el Practicante; Don Acilito, entrañable Sacerdote; Miguel Ángel Rodríguez Sasián (nuestro Lily) y Manolo Balbás Rueda, notables profesionales de las FdB (y ambos tío y cuñado, respectivamente, del autor)… así como de otras personas que no recuerdo… La memoria a mis años, aunque esté bien restaurada por Nany, flaquea, ruego por ello disculpas a los primeros motociclistas, aquí no citados, del Valle de Buelna.



1959 - Manolo Balbás y Miguel Ángel Rodríguez ( Lily ) en sus monturas

Así se publicitaba, entonces, la VeloSolex Orbea:
CARACTERISTICAS GENERALES
1 .- Motor monocilindro, 2 tiempos , 3 lumbreras. Refrigeración por aire. Engrase por mezcla de aceite fluido con gasolina. Cilindrada de 49,9 c.c.
2 .- Carburador Solex 100% estanco sin flotador y sin puntero, nada de llave de gasolina.
3 .- Encendido y alumbrado por volante magnético.
4 .- Blok-motor colocado “a caballo” sobre la rueda delantera y provisto de un capó, arrastre por rodillo.
5 .- Palanca especial de embrague-desembrague.
6 .- Sillín ancho y confortable. Porta-equipajes. Guarda faldas. Soporte la parada.
7 .- Ruedas de 600 x 45 medio balón, tipo especial para VeloSolex ORBEA.
8 .- Cuadro abierto modelo único para señora o caballero.
En esta fotografía, una notable “clienta” del Garaje Cossío. La VeloSolex de Infante “El Sastre” (de Piloto Ignacio, su hijo)



En esta fotografía, una notable “clienta”del Garaje Cossío.
La VeloSolex de Infante “El Sastre” (de Piloto Ignacio, su hijo)
Es natural que en paralelo con la difusión por todo el territorio nacional de la VeloSolex Orbea, se generara la necesidad de disponer de los pertinentes talleres de mantenimiento y conservación para estos ciclomotores. Para ello la firma Orbea se prodigó, por toda la península, impartiendo cursos de formación a los principales talleres y garajes de bicicletas y motos. Estos fueron quienes así aseguraron de inmediato la distribución, venta y el servicio técnico correspondiente. De esta manera quedaba ya garantizada una larga vida para la bici-motorizada, en todos los rincones de España.
Procede indicar que antes de crear la tal estructura organizativa de “Estaciones de Servicio”, la reparación y entretenimiento de las VeloSolex era realizada por los mecánicos de los talleres de motocicletas ya existentes. También los propios usuarios ejercían de mecánicos aficionados. Tales eran las circunstancias del Valle de Buelna, antes de disponer de los Talleres Oficiales Profesionalizados que, con el tiempo, se crearían para las distintas marcas y familias de Motos, Motocicletas y ciclomotores.
Así que ya hemos llegamos a donde quería yo llegar: al Garaje de Nany. Este, en los años 60 y 70, desde su pequeño garaje-taller de “La Rasilla” –Los Corrales de Buelna– ya aseguraba la venta, reparación y mantenimiento de bicicletas, ciclomotores, motos y motocarros (lo correspondiente a los automóviles sería más posterior). Por lo tanto era de sentido común: nadie mejor que el Garaje de Nany (anteriormente Garaje Cosío, donde Nany se Doctoró como mecánico de motos, junto a su gran amigo y compañero Nisio) para asumir el “Servicio Oficial Velosolex” en el Valle de Buelna y entorno… Dicha función le acreditaba como Distribuidor Cualificado y le responsabilizaba, en toda su área de actuación, de la venta, reparación y mantenimiento de VeloSolex… y no sólo las de Orbea, ya que también rodaba alguna francesa por el Valle.



Motor de VeloSolex seccionado

ANEXOS
Y en exclusiva, para nuestros entusiastas y amables lectores, les presentamos el Libro de Instrucciones de manejo y explotación de la VeloSolex.
Nota: Este folleto técnico, editado por Solex France en 1955, fue traducido y distribuido para los Servicios Oficiales VeloSolex-Orbea, con el objeto de ser entregados a los clientes en el momento de la compra de su Bicicleta-Motorizada.
 

1 comentario:

  1. Shop specialized in Solex elements like exhaust regarding VéloSolex 3800, finalizes, Tube, Piston, fuel push. Inventory regarding Solex at realistic charges!pédales solex

    ResponderEliminar