lunes, 17 de enero de 2011

¿Y QUÉ MÁS?

Prohibamos beber alcohol
En los desahumados bares,
Por si se queja el abstemio
Y nos llama criminales.

Prohibamos también, entonces,
La música en los locales,
Ya que al no gustar a todos
Fomenta desigualdades.

Quememos de paso, libros
De las universidades,
No se queje algún sociata
De falta de necedades.

Por si el rezo de los curas
Hiere sensibilidades,
Cambiemos también al dios
Que rezaron nuestros padres:

Ahora se llamará Ala
Y nosotros, musulmanes.
No sea que se nos enfaden
Inmigrantes ilegales.

Óscar Elvira Verdugo

2 comentarios:

  1. Muy bien Poeta,agudo y genial tu poema.Por favor que llegue a la Moncloa.

    ResponderEliminar
  2. La bebida espirituosa con alcohol nos lleva al cielo y al infierno, nos toca la conciencia, muere la vida y se transforma en pesadilla.
    La musica alegra el espiritu y corroe el alma de los impios.De prohibiciones esta lleno el mundo como las desigualdades llevandonos por la sociedad plaga ¿*? el sociata muere en la carne y de nada valen los rezos de curas ni el quebranto del nombre de Dios, el hombre es el mismo Dios por que cambiar el rezo del padre si esta condenado a muerte. Ala es parte de la pesadilla de las religiones, discriminaciones y desdichas de la humanidad, musulmanes fanaticos llenan el nombre y matan a la sociedad, que importa cual sea su mundo marcado con mapa y estrellas si cuando pasas fronteras te cazan como culebra.

    ResponderEliminar