viernes, 2 de octubre de 2009

EN UN MINUTO

En un minuto el sol se habrá apagado
Llevándose consigo sus colores.
Y rotos ya de nuevo, tus temores,

Te amaré como nunca te han amado.
En un minuto, niña, exploradores
Recorrerán tu cuerpo perfumado:
Mis dedos y mis labios, con agrado,

Agradaran tu piel de mil sabores.
En un minuto escaso ya, dos vidas
Quemarán el colchón de tu vivienda,
que ardiendo tiempo lleva en la trastienda

Del trajín de sus idas y venidas.
Y ardiendo seguirá entre tantas “idas”
O hasta que una “venida”, nos sorprenda.

Oscar Elvira Verdugo

No hay comentarios:

Publicar un comentario