jueves, 31 de mayo de 2012

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA: 50 AÑOS DE HISTORIA DEL DEPORTE (1932-1982)

Recuerdo que una vez, hará cuarenta y muchos años, acudí al casino, que por entonces estaba detrás de la botica de Macho, para escuchar una charla sobre el floreciente deporte corraliego, concretamente del atletismo y del baloncesto. Estaba anunciado que disertara Francisco de Cáceres, por aquél entonces director del diario Alerta. Pero Cáceres no llegó y un directivo del centro, dirigiéndose a los presentes, animó a que alguien subiera al escenario para platicar sobre el tema anunciado y después abrir un animado coloquio. Pues bien, subió un vecino voluntarioso e instruido que rompió el hielo diciendo: Bueno, la verdad es que el deporte no es, precisamente, mi fuerte, así que tendré que empezar por decir, que yo, como Sócrates, “sólo sé que no sé nada”, a lo que un mocetón, muy guasón, le gritó a bocajarro: Menos mal que también lo sabemos nosotros, así que baja de ahí y que suba otro. Suscitándose alguna que otra risa y dejando al orador, por un instante, fuera de juego.
He recordado esta anécdota- que no me gustaría protagonizar nunca-, porque, casi siempre que me llaman para presentar un acto los compañeros de estudios y amigos del pueblo, y con esta van unas cuantas, el acontecimiento suele tener tintes deportivos, y yo, que no he practicado deporte alguno en mi vida, aunque me guste verlo, siempre acabo preguntando a mis compañeros qué razones tienen para elegirme a mí. Pero, en fin, sean las razones las que fueran, mi pueblo sabe bien lo que quiere, por lo que me siento muy honrado de aportar mi granito de arena a este nuevo reconocimiento al deporte que, al hacerse a mi gente, sin duda, me incumbe un poco.
Buenas tardes vecinos de los pueblo de Los Corrales, San Felices , Cieza y de cuantos lugares habéis venido; señora Alcaldesa de Los Corrales, Mercedes Toribio; José Antonio González Linares, que está con nosotros por la doble faceta de alcalde de San Felices y deportista; Alcalde de Cieza, Agustín Saiz, concejales de las corporaciones mencionadas, antiguos deportistas y familiares, os damos a todos las gracias y la bienvenida, en nombre de los organizadores y en el mío propio, por acudir a esta entrañable colección gráfica de recuerdos que, seguro estoy, no dejará indiferente a nadie. Pero, eso vendrá luego.
Porque lo que estamos viviendo hoy aquí, y ahora mismo, es el preámbulo de una exposición, con más de 700 fotografías, que recoge momentos estáticos de la mayoría de los jóvenes que contribuyeron a la grandeza del deporte en el Valle de Buelna, con instantáneas de deportistas de Los Corrales, San Felices y Cieza, realizadas en un periodo de tiempo que va desde 1932 a 1982. Que vienen a ser 18.300 días de vivencias deportivas, cifra nada despreciable en recuerdos, cuando lo normal es que los pueblos nos tengan acostumbrados a olvidar a los cuatro días, no sólo las cosas cotidianas sino las más altas lecciones y proezas de sus antepasados y también de los contemporáneos.
Afortunadamente, en Los Corrales, desde hace unos años, ha surgido un grupo de hombres comprometido con su gente y unido por dos vínculos trascendentales: el primero, que todos estudiaron en las escuela de La Salle y el segundo, que todos están identificados con la práctica del deporte, dos premisas que les ha llevado a aprender esa solemne, fructífera y agradecida lección de convivencia como es reconocer la valía de sus afines, tanto a nivel individual, como fue, en su día, el homenaje a Cardín, o esta colectiva fotográfica del deporte, que esperamos sea un éxito de público a lo largo de los 15 días de exposición en la sala de este teatro municipal.
Seguramente, cuando veáis la exposición con detenimiento, y, mucho me temo, no sea hoy el día más indicado para hacerlo, echaréis a faltar que no están, o no estáis en la foto todos los que fueron o fuisteis; que tampoco se reflejan los muchos deportes que se practicaron en el terruño, pero entenderéis que este tipo de cosas es inevitable cuando se hace una retrospectiva de medio siglo, cerca de dos millares de deportistas metidos en el ajo y un sinfín de modalidades deportivas en liza. No obstante, si aún así alguno está disconforme, la culpa, cariñosamente hablando, habrá que echársela, principalmente, a tres de ese nutrido grupo de emprendedores, jóvenes sesentones, de este Valle de Buelna: Gabriel, Pedro y Chema, por ser artífices de la idea y los que más se lo han currado. Un proyecto que no era fácil materializar, se han manejado cerca de dos millares de retratos, pero que ha resultado menos ingrato de lo que cabía esperar, gracias a la colaboración generosa de los poseedores de las fotografías.
También, es probable, descubráis que hay más fotografías de equipos que de individualidades, nada extraño si nos atenemos a que en este valle, si bien se desarrolló el atletismo con generosidad, en el magnífico estadio Forjas de Buelna, obviamente primó el deporte de equipo: futbol, baloncesto, balonmano, ciclismos e incluso los bolos, juegos que tienen la gran ventaja de aportar a los deportistas el instinto gregario que deriva en la solidaridad, la sencillez y el compañerismo. Cualidades que siguen presentes, estoy seguro, en la mayoría de quienes hoy son protagonistas del ayer.
Ha sido un placer, amigos, daos la bienvenida a esta exposición de la ilusión, en la que deseamos os reconozcáis todos. Y es meritorio, reconocer en el equipo organizador, su capacidad de entrega, de camaradería, afecto y de modesto orgullo. Conociéndolos a todos, porque hemos hecho juntos muchas cosas, estoy seguro que la mejor pelota está aún en el alero. Hasta la próxima.

Juan José Crespo Saiz

2 comentarios:

  1. Todo mi afecto y reconocimiento a los organizadores y a los protagonistas-deportistas que lo han hecho posible.

    ResponderEliminar